TALLERES SOBRINO S.L.: Noticias | MAQUINARIA AGRÍCOLA SOBRINO - LEMKEN - SULKY - MONOSEM
TALLERES SOBRINO S.L. - Fabricante y Distribuidor de Maquinaria Agrícola
Domingo, 3 de Marzo de 2024 |
Noticias

Viktor Lemken

LEMKEN integra el negocio de cuidado de cultivos

Más funciones para tanques delanteros

LA RIOJA REFUERZA EL CONTROL SOBRE OPERACIONES DE UVA DE VENDIMIA

LA AGRICULTURA 4.0: UNA ALIADA EN LA LUCHA CONTRA LA SEQUÍA
Fabricación Propia
Plantadora de patatas


-------------------

Picadoras - Trituradoras


-------------------

Picadoras - Trituradoras


-------------------

Arrancadoras de patatas


-------------------

Plantadora de patatas


-------------------

Plantadora de patatas


-------------------

Cultivadores para Viña


-------------------

Cultivadores


-------------------

Arrancadoras de patatas


-------------------

Arrancadoras de patatas


-------------------

Maquinaria de Ocasión
Sembradoras de mínimo laboreo


-------------------

Sembradoras combinadas


-------------------

Sembradoras de mínimo laboreo


-------------------

Gradas rotativas


-------------------

Cultivadores


-------------------

 Noticias
LA AGRICULTURA 4.0: UNA ALIADA EN LA LUCHA CONTRA LA SEQUÍA
La sequía es una de las principales amenazas que enfrenta la agricultura en todo el mundo. La falta de agua afecta a la producción de cultivos, disminuye la calidad de los productos y reduce la rentabilidad de los agricultores. Nada nuevo. En respuesta a este desafío, la agricultura 4.0 se ha convertido en una aliada importante en la lucha contra la sequía. ¡Y esto sí es novedad! La agricultura 4.0 es una nueva era en la que la tecnología digital, la robótica y la inteligencia artificial se aplican a la producción agrícola. Es de sobra conocido que con la agricultura 4.0, los agricultores pueden monitorear y controlar mejor los factores que afectan la producción, como el clima, el suelo y el agua. La agricultura 4.0 también ofrece nuevas soluciones para enfrentar los desafíos de la sequía.
26/04/2023

EL ESTRÉS HÍDRICO

El estrés hídrico en las plantas y los cultivos se produce cuando no reciben suficiente agua para satisfacer sus necesidades fisiológicas. Las plantas necesitan agua para llevar a cabo procesos como la fotosíntesis, la transpiración y la absorción de nutrientes del suelo.

Cuando una planta experimenta estrés hídrico, puede manifestar síntomas como marchitamiento de hojas y tallos, pérdida de turgencia y coloración amarillenta de las hojas. Además, el estrés hídrico puede reducir el crecimiento y la productividad de los cultivos, lo que puede tener un impacto negativo en la producción de alimentos y en la economía.

Para evitar o reducir el estrés hídrico en los cultivos, es importante tomar medidas como la aplicación de riego adecuado, el uso de técnicas de conservación de agua en el suelo y la selección de variedades de cultivos tolerantes a la sequía. También es importante monitorear los niveles de humedad del suelo y ajustar los patrones de riego en consecuencia.

¿CÓMO AYUDA LA AGRICULTURA 4.0 EN LA LUCHA CONTRA LA SEQUÍA?

Una de las formas en que la agricultura 4.0 ayuda a combatir la sequía es a través del uso de sensores y tecnología de monitoreo. Los agricultores pueden utilizar sensores para medir la humedad del suelo y la temperatura del aire, lo que les permite ajustar el riego y la fertilización para maximizar la eficiencia del agua y reducir el desperdicio. Los sensores también pueden detectar enfermedades de los cultivos y plagas, lo que permite a los agricultores tomar medidas rápidas y precisas para evitar que se propaguen.

Otra forma en que la agricultura 4.0 ayuda a combatir la sequía es mediante el uso de drones y satélites para recopilar datos de imágenes y videos de alta resolución. Estas imágenes permiten a los agricultores identificar áreas de los cultivos que están experimentando estrés hídrico, lo que les permite ajustar el riego para maximizar la eficiencia del agua y minimizar el desperdicio. Además, la agricultura 4.0 también permite a los agricultores utilizar datos de imágenes y videos para identificar las áreas de los cultivos que requieren más atención y para planificar el manejo de los cultivos de manera más eficiente.

La agricultura 4.0 también ha dado lugar a la aparición de nuevas tecnologías para el riego eficiente. Por ejemplo, los sistemas de riego por goteo pueden reducir el desperdicio de agua al proporcionar agua directamente a las raíces de los cultivos en lugar de rociar el agua en todo el campo. Los sistemas de riego por goteo también pueden ser controlados por computadora, lo que permite a los agricultores ajustar el riego según las necesidades específicas de cada cultivo.

Además, la agricultura 4.0 también está impulsando la investigación y el desarrollo de nuevas variedades de cultivos resistentes a la sequía. Los científicos están utilizando técnicas de edición de genes para desarrollar variedades de cultivos que pueden sobrevivir con menos agua y producir cosechas más abundantes en condiciones de sequía. Estas variedades de cultivos resistentes a la sequía son cada vez más importantes en un mundo donde la sequía es una amenaza cada vez mayor para la producción de alimentos.

Queda claro que la agricultura 4.0 es una nueva forma de entender y practicar la agricultura, en la que se aplican tecnologías avanzadas para aumentar la eficiencia, la sostenibilidad y la resiliencia del sistema agroalimentario. Resumimos a continuación algunas medidas concretas que se pueden adoptar en el marco de la agricultura 4.0 para la lucha contra la sequía:

  1. Uso de sensores y tecnologías de teledetección para medir el nivel de humedad del suelo, la evapotranspiración de las plantas y otros parámetros relevantes para la gestión del agua.
  2. Implementación de sistemas de riego inteligentes, que utilizan sensores y datos para ajustar la cantidad y frecuencia del riego en función de las necesidades de las plantas y las condiciones climáticas.
  3. Cultivo de variedades de plantas resistentes a la sequía, que requieren menos agua para crecer y producir.
  4. Utilización de técnicas de agricultura de precisión para optimizar el uso de los recursos hídricos, como el riego por goteo, la fertirrigación y la aplicación de productos fitosanitarios de manera selectiva y localizada.
  5. Implementación de sistemas de captación y almacenamiento de agua de lluvia, que permiten aprovechar el agua que cae del cielo y reducir la dependencia de los recursos hídricos externos.
  6. Uso de sistemas de energía solar para alimentar las bombas y sistemas de riego, lo que reduce la dependencia de los combustibles fósiles y disminuye el impacto ambiental.
  7. Promoción de prácticas agrícolas sostenibles, como la rotación de cultivos, el mantenimiento de la cobertura vegetal y el uso de abonos orgánicos, que mejoran la calidad del suelo y su capacidad de retener agua.
  8. Fomento de la cooperación y la colaboración entre los diferentes actores del sector agrícola, incluyendo los agricultores, los técnicos, los investigadores y las autoridades, para compartir conocimientos y recursos y mejorar la gestión del agua.

Estas son algunas de las medidas concretas que se pueden adoptar en el marco de la agricultura 4.0 para luchar contra la sequía y mejorar la resiliencia del sector agrícola frente a los desafíos del cambio climático.

LA «MESA DE LA SEQUÍA»

La «Mesa de la Sequía» es un grupo interministerial de trabajo que se creó en 2017 en respuesta a la sequía que afectaba a varias regiones de España. Esta mesa está liderada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y su objetivo es coordinar las acciones y medidas necesarias para hacer frente a los efectos de la sequía en el país.

La Mesa de la Sequía reúne a expertos y representantes de diferentes ministerios y organismos gubernamentales para evaluar la situación de la sequía y tomar decisiones sobre la gestión de los recursos hídricos, la prevención de incendios forestales, la protección de la biodiversidad y otras cuestiones relacionadas con la sequía.

Entre las medidas que se han adoptado en el marco de la Mesa de la Sequía se incluyen la implementación de planes de contingencia para garantizar el suministro de agua a la población y el sector agrícola, la promoción del uso eficiente del agua y la inversión en infraestructuras para la gestión y el almacenamiento de agua.

LAS COMUNIDADES DE REGANTES

Las comunidades de regantes se enfrentan a un gran desafío cuando hay sequías. En estos casos, es necesario implementar medidas para asegurar el suministro de agua para el riego y otros usos agrícolas, así como para mantener la sostenibilidad de los recursos hídricos a largo plazo.

Algunas de las medidas que pueden tomar las comunidades de regantes para enfrentar la sequía son:

  1. Implementar medidas de ahorro de agua: Esto puede incluir el uso de técnicas de riego eficientes, la optimización de la distribución de agua y la reducción del desperdicio.
  2. Diversificar las fuentes de agua: Es importante buscar otras fuentes de agua, como pozos, embalses o la reutilización de agua residual, para asegurar un suministro continuo de agua durante la sequía.
  3. Establecer prioridades en la distribución de agua: Durante la sequía, puede ser necesario establecer prioridades en la distribución de agua para garantizar que los cultivos más importantes reciban suficiente agua.
  4. Fomentar la colaboración y la coordinación: Es importante que las comunidades de regantes trabajen juntas para compartir recursos y conocimientos, y coordinar sus esfuerzos para enfrentar la sequía.
  5. Promover la investigación y el desarrollo: La investigación y el desarrollo pueden ayudar a encontrar soluciones innovadoras para enfrentar la sequía y mejorar la eficiencia del uso del agua en la agricultura.

EL PAPEL DE LAS CUENCAS HIDROGRÁFICAS

La sequía en España es un problema recurrente que afecta a gran parte del territorio y tiene graves consecuencias económicas, sociales y ambientales. Las cuencas hidrográficas tienen un papel crucial en el manejo de los recursos hídricos y en la prevención y mitigación de los efectos de la sequía.

En España existen varias cuencas hidrográficas, que se gestionan de manera autónoma por las comunidades autónomas en las que se encuentran. El objetivo es mantener un equilibrio entre la demanda de agua y la oferta disponible, para garantizar un uso sostenible y responsable de los recursos hídricos.

Durante los períodos de sequía, la gestión de las cuencas hidrográficas se vuelve aún más crítica. Se deben tomar medidas de gestión de la oferta y la demanda de agua, como la reducción del consumo de agua en los hogares y la industria, la implementación de técnicas de riego más eficientes y la gestión de los embalses y acuíferos.

Además, las cuencas hidrográficas también tienen un papel importante en la protección y conservación de los ecosistemas acuáticos y terrestres, ya que la sequía puede tener efectos devastadores en la biodiversidad y los hábitats naturales.

LOS TRASVASES

Los trasvases son transferencias de agua de una cuenca hidrográfica a otra, con el fin de satisfacer las necesidades de agua de una región que puede estar sufriendo escasez de este recurso y están pensados para llevar agua desde las cuencas hidrográficas excendentarias a las cuencas deficitarias (del norte al sur)

Uno de los trasvases más importantes de España es el Trasvase Tajo-Segura, que lleva agua desde la cuenca del río Tajo en el centro de España hasta la cuenca del Segura en el sureste del país. Este trasvase fue construido en la década de 1970 y ha sido objeto de controversia debido a su impacto ambiental y a la competencia por el agua entre las regiones.

Otro trasvase significativo es el Trasvase Júcar-Vinalopó, que lleva agua desde la cuenca del río Júcar en el este de España hasta la cuenca del río Vinalopó en la Comunidad Valenciana. Este trasvase también ha sido objeto de controversia debido a su impacto ambiental y a la competencia por el agua entre las regiones.

En los últimos años, ha habido un mayor énfasis en la gestión sostenible del agua en España, con un enfoque en la conservación y el uso eficiente de los recursos hídricos. Esto ha llevado a una disminución en la construcción de nuevos trasvases y a una mayor inversión en tecnologías de ahorro de agua, como la agricultura de precisión y la reutilización de agua.

CONCLUSIÓN

La agricultura 4.0, que hace uso de tecnologías digitales avanzadas como la inteligencia artificial, el internet de las cosas y la automatización, puede ayudar a enfrentar la sequía generalizada de varias maneras. Además, la agricultura de precisión puede ayudar a reducir el desperdicio de agua y maximizar la eficiencia en el uso del agua, permitiendo que los agricultores produzcan más alimentos con menos recursos hídricos.

En conclusión, la agricultura 4.0 puede ser una herramienta valiosa para mitigar los efectos de la sequía en la agricultura y garantizar la seguridad alimentaria en todo el mundo.

Fuente: blog.agromaquinaria.es
Añadir a FavoritosRecomendarImprimir
2011 © TALLERES SOBRINO S.L. | Powered by MTH    |   Aviso legal    |   Protección de datos
Teléfono: (+34) 941 324 080  |  Fax: (+34) 941 324 708  |  E-mail: tsobrino@fer.es |